August 2019 — Abogado en Gijon | Abogado experto en Derecho Familia

Dinero privativo para comprar bien ganancial
Dinero privativo para comprar bien ganancial

Recientemente el Tribunal Supremo dictó una importante Sentencia que sentó jurisprudencia, sobre los bienes comprados durante el matrimonio con dinero privativo de uno de los cónyuges. Sobre dicha sentencia, que tiene transcendencia especialmente a la hora de liquidar la sociedad de gananciales en el procedimiento de divorcio y a fin de intentar una explicación muy simple, escribo éste sencillo artículo sin ahondar en el tema.

Generalmente, los bienes comprados estando vigente el matrimonio, se consideraban gananciales, salvo reserva expresa a la hora de la compra. Y quien quería que se considerasen privativos, tenía que demostrar tal carácter.

Dinero privativo para comprar bien ganancial
Dinero privativo para comprar bien ganancial

Tras la Sentencia del Supremo, los criterios han cambiado y en la actualidad son los siguientes:

1.-Cuando uno solo de los conyugues adquiere un bien con su dinero privativo y aunque declare adquirirlo para la sociedad de gananciales, es el otro conyugue interesado en que se declare el bien como ganancial, quien debe probar la existencia del acuerdo de ambos, mientras que antes se presumía ganancial. Ahora la condición de ganancial basada en la sola declaración del cónyuge adquirente, es simplemente una presunción y el adquirente, puede probar en un proceso judicial el carácter privativo de los fondos utilizados para que se declare que el bien es privativo.

2.- Otro supuesto es cuando ambos conyugues, de común acuerdo, pactan expresamente el carácter de ganancial de un bien, independientemente de donde procedan los fondos. El bien puede ser adquirido en su totalidad con dinero de uno de los cónyuges o con parte de dinero privativo y parte ganancial, pero al existir acuerdo de ambos, el bien tendrá la naturaleza de ganancial.

Dinero privativo para comprar bien ganancial
Dinero privativo para comprar bien ganancial

En estos caso la prueba del carácter privativo del dinero es muy importante, pues determinará un derecho de reembolso a favor del aportante, es decir que el bien va tener la naturaleza de ganancial, pero quien aportó su dinero propio para la compra de un bien del matrimonio, tendrá derecho al reembolso o lo que es lo mismo, que se le compense la cantidad aportada actualizada, aunque no haya hecho reserva en el momento de la adquisición.

Autora: Abogada Teresa Camacho Álvarez, especialista en derecho de familia en Gijon

www.abogado-gijon.com

Las pensiones por incapacidad laboral
Las pensiones por incapacidad laboral

Mis inicios en el mundo jurídico fueron en el derecho laboral, por ello voy a tratar muy someramente, ya que el espacio del que disponemos es muy limitado, un tema para mi conocido y que preocupa a mucha gente: las incapacidades permanentes.

Se concede la incapacidad permanente a un trabajador, cuando después de un reconocimiento médico presenta reducciones anatómicas o funcionales graves y definitivas, que disminuyen o anulan su capacidad para trabajar. Su reconocimiento da derecho a una pensión siempre que se tenga un periodo de cotización, salvo en caso de accidente laboral, que no se exige. Para su obtención es necesario padecer una enfermedad o sufrir un accidente que reduzca o anule la capacidad de trabajar de forma definitiva. A estas prestaciones tienen derecho tanto los trabajadores del Régimen General como de Regímenes Especiales.

la incapacidad permanente a un trabajador
la incapacidad permanente a un trabajador


Existen grados, en función de las reducciones físicas sufridas por el trabajador:

-Incapacidad permanente parcial. Ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33% en el rendimiento normal para su profesión, sin impedirle la realización de las tareas fundamentales de la misma. La prestación consiste en una indemnización con cuantía de veinticuatro mensualidades de la base reguladora que sirvió para el cálculo de la prestación de incapacidad temporal y es compatible con cualquier tipo de actividad laboral.

-Incapacidad permanente total para la profesión habitual. El trabajador no puede realizar las tareas de su profesión pero puede dedicarse a otra distinta. Tiene derecho a la prestación y trabajar en otro trabajo distinto, la pensión es del 55% de su base reguladora y a partir de los 55 años se incrementará en un 20% si no realiza otro trabajo.

la incapacidad permanente a un trabajador
la incapacidad permanente a un trabajador


-Incapacidad permanente absoluta para todo trabajo. No puede realizar ninguna actividad laboral, su pensión es del 100% de la base reguladora y está exenta del IRPF.

-Gran invalidez. Necesita la asistencia de otra persona para llevar a cabo los actos más esenciales de la vida, su pensión será el 100 % de su base reguladora incrementándose con un complemento de un 45%, destinado a que pueda remunerar a la persona que le atienda y está exenta del IRPF.

Espero que este pequeño análisis sirva de ayuda a las personas que estén en este trance.

Autora: Abogada Teresa Camacho Álvarez, especialista en derecho de familia en Gijon

www.abogado-gijon.com